Desmalvinizacion. O sea, gravosa pero habilísima maquinación, amenaza del poder colonial anglosajón a la Republica Argentina desde sus orígenes.

0
9

PROPUESTA para módico addendum al magnífico documento elaborado en el seno del FORO PATRIOTICO EN VISTA DEL TRATAMIENTO INTEGRAL DE LA CUESTION DE LAS ISLAS MALVINAS.
Con pretensión de ofertar un repertorio sistemático de ítems significativos, en atención a la imperiosa necesidad de considerar a la mayoría del contenido crucial, diplomático, especulativo, directriz, que atañe al paquete de temas y sub temas a desarrollar bajo palio de DESMALVINIZACION.
Porque, es de tal importancia, complejo y, además, gravitante para el futuro de las negociaciones – que han sido descalificadas durante años, llamándolas simplemente conversaciones o diálogos – conseguir la cognición aproximada a tan monumental cuan sencilla ideación, que ese esfuerzo explicaría el tratamiento pormenorizado de los componentes históricos, estratégicos, jurídicos, geopolíticos, finalistas, económico-financieros, políticos y de varias ciencias sociales.
Es que, con los orígenes mismos y la instalación del poder colonial, imperialista, sin mas teles que el rédito para la corona y sus secuaces, las conveniencias y lo mas practico, aparecen indicios significativos en los términos y recomendaciones emanadas desde el FOREIGN OFFICE para poner en ejecución con hechos de fuerza y de practicidad bien estudiados, dotados de experiente caudal de apoyo oficial del almirantazgo, la secretaria de comercio y otras reparticiones anexas, incluso las fuerzas armadas. Que los señalamientos de Fitzmaurice, recomendando sádicamente – sentarse fuerte sobre las rocas y dejar de hablar con los argentinos – que nunca tendrían fuerza suficiente para oponerse – aunque no pudieran ellos, los british, los tener el caso ante un tribunal imparcial – cuando ya había dicho el primer ministro Palmerston yo nunca he visto las pruebas de nuestros títulos….-
Es que, también, desmalvinizar comporta puesta en acto de audaz cuan hábil y desprejuiciosa batería de ataque masivo a la solida posición de legalidad internacional argentina que ridículamente, por falta de promoción académica que venimos auspiciando desde siempre, padece ,justamente por falta de apoyo con la entrega unánime del segmento intelectual y del periodidistico que ha venido siendo inficionado, usurpado, copado, castrado, inhibido parcialmente – excepto en caso de grupúsculos y también individualidades, entidades beneméritas, patrióticas y bien inspiradas para una lid de alcance trascendente, que no produce rédito crematístico y de ahí una explicación dolorosa al ocio culpable de que venimos hablando. Defectos educativos, de políticas de Estado, que pone de manifiesto incluso falta de afecto a la vocación por el saber de los títulos de la justa causa de la Patria. El tema no es semántico, sino que el atañe al interés del enemigo-contradictor por apartarnos de la adhesión popular y por añadidura, del resto del mundo, de la opinio juris necesitatis al que aspiran continuar impresionando impunemente con argumentaciones capciosas, inconsistentes, o, francamente hostiles a la verdad histórica, y jurídica del caso. Como cuando, además de sostener estaban deshabitadas las islas en 1833, y para atenuar la gravedad de la imputación de agravio a un grupo humano victima de actos genocidas, niegan la presencia española y argentina en espacios de su ostensible pertenencia y ejercicio de ella. Es que se trata de un procedimiento de orden ecuménico, global, profesional de tahúres y perduelli, pensado y llevado a cabo con una tradición centenaria que radica en parecida raigambre criminosa como cuando, para destruir a sus adversarios competidores en los negocios mundiales oponen BARRERAS acudiendo a recursos diplomáticos, de espionaje, matrimonios de conveniencia, a la opresión económica y a la guerra. Es un punto bien estudiado en su magnífica obra póstuma por el Dr. Pablo Boggio Marzett. En el mismo orden de ideas, porque atañe al afán por permanecer, el culto a la tergiversación, prevaricadora, negando de facto la vigencia del derecho internacional de los derechos humanos pues no tan solo destruyo el hábitat y el destino de los argentinos residentes en las islas, sino condeno a sus continuadores, los así llamados KELPERS, a una sumisión no querida, de naturaleza colonial, con una finalidad politicista infame de largo plazo, de la que ha dicho un autor tan insospechable de argentinismo como FERNS ….INSTALARON UN SISTEMA COLONIAL PARA LA EXPLOTACION DE LOS RECURSOS Y DE LOS HOMBRES….A los sucesores, muy pocos de estas personas, asoladas por la desinformación sobre sus derechos y, también, acerca del derecho argentino sobre las islas y su entorno, se trata de hacerles decir que quieren seguir siendo británicos, lo que constituye un contrasentido con el derecho de la descolonización y con principios del derecho internacional. Pero, todo parece venir bien en la búsqueda de presentar una versión pro domo sua, que, aun con todas sus carencias y falsedades – no debe olvidarse la tradición inglesa para el engaño y la perfidia, tal las falsificaciones del mapa Schombugk para impresionar al árbitro pro british en el caso todavía abierto de la Guyana Esequiba por el cual Venezuela perdió extensa región en la Demerara, otro ítem se encuentra en la jurisprudencia de la Corte Internacional de Justicia, Noruega v. Reino Unido, vencida con el deshonor de haber intentado quedarse con espacios pertenecientes a la sobrevivencia del pueblo noruego pretendiendo ignorar, siendo la gran potencia naval del mar del Norte la existencia de Decretos Reales que hacían ostensible la soberanía noruega y que no habían sido impugnados jamás, v.g. DESMALVINIZAR es instalar a manera de caballo de Troya una agente que por su relación familiar tiene condición inhibitoria, jurídica y moral con el desempeño de funciones atingentes al relacionamiento justamente con Inglaterra, v. g. lo es todo intento o pretensión, aun cuando no consumado a la perfección mediante el cual se trata de conseguir adherentes para las tesis del usurpador, sin reparar en el deshonor que implica el engaño o la superchería como cuando como cuando su artera diplomacia burlándose de la inocencia filial de los norteamericanos, haciéndoles el cuento del tío, cuento chino, haciéndoles creer no les convenía solidarizarse con la Argentina por la similitud supuestamente existente del caso MALVINAS con la pérdida del territorio de MEXICO a raíz del tratado de 1848 siendo que nuestro país jamás consintió por vía alguna la cesión de ese territorio, v.g. lo es cuando arguye nuevos títulos, con absoluto descaro en tiempos de Anthony Eden quien confesando explícitamente carecían de valor los argumentos utilizados hasta entonces proponía sustituirlos, frívolamente, ignorando principios del derecho internacional que garantizan a la buena fe, al reconocimiento de la aquiescencia, al ESTOPPEL, quieta non moveré, como si los recursos utilizados para ganar la confianza de otros ESTADOS pudieran soslayarse pro domo sua y como no escritos y quedara sin efecto tan fácilmente su presunción de verdad, una verdad francamente hostil a los intereses británicos y de ahí, entonces, el insólito acontecimiento, al que hemos dedicado estudios e investigación hoy acompañados brillantemente por los avances realizados con el genio y erudición del Lic. Santiago Tettamanzi, v. g. por la contumacia en acumular hechos consumados para satisfacción del designio materialista, utilitario, insaciable y absolutamente insolidario sustentado en poder y dominación despotica, centralizada y controlada desde el talamo imperial, con particular incidencia en la ambicion por apropiarse mediante los medios belicos a su disposición de aquellos espacios estratégicos para el comercio con oriente y para, también, nuevas conquistas en la America meridional, donde hoy se plantea con agudeza la cuestión en toda su magnitud y complejidad que no hace sino evidenciar la ceguera, inidoneidad y concupiscencia de aquellos funcionarios que, debiendo ponderar los riesgos en una evaluación desprovista de subjetividad pro británica para disponer en todo momento de una hipótesis de conflicto, se repliegan a las conveniencias de los negocios y de las canongias, de los perdones – waiver – a las empresas y sociedades de la corona y de sus súbditos. v. g . DESMALVINIZAR es percibida en la ambición por acumular hechos consumados concurrentes a debilitarnos como adversario permanente en lo material y concreto de los bienes, espacios, servicios, etc., pero, también, con vista a afectar síquica y espiritualmente al ser nacional, A LAS FUERZAS PROFUNDAS DE LA CONVICCION PATRIOTICA, para ejecutar la política que, sustentada en el poder remanente del imperio todavía da razón de su anhelo obsceno de dominación, colonialista y despótico, rancio e inmoral que juega para fines públicos y también para la caja de los primeros ministros – no olvidemos que fue determinante de la guerra el interés de la Sra. Tatcher de salvaguardar su patrimonio familiar comprometido por una posible nacionalización que, por el carácter colonial de la inversión podría no dar lugar a indemnización, que en tiempos del acuerdo de l772 los ministros especulaban con la expectativa de la guerra….que saber de las cosas es aprender de ellas – Sofocles dixit – v. g .mantener el reconocimiento a los acuerdos de Madrid, lesivos a derechos e intereses los mas valiosos para la argentinidad porque atañen al ejercicio pleno y libre de las competencias por el poder publico, cercenado en términos de compromiso concertado bajo la fuerza y nunca ratificado por la contraparte la que violando al orden internacional ha instalado – contrariando a la RES. PRO PAZ DE LA ONU – un baluarte de magnitud insolita en despliegue de poder militar activísimo que constituye por si, amenaza a la paz y a la seguridad internacionales. V. g. la omisión de oponer, ante la opinión publica mundial, aquellas lacras que adornan la gestión de re diplomática en la historia de Inglaterra, de entre otras, el desprecio al derecho de los pueblos a su sobrevivencia – caso de las pesquerías noruegas – su artera política de crear BARRERAS entre los Estados y para determinar el destino de naciones, de disfrutar del trafico de esclavos y, también, increíblemente, involucrado el Estado,el de estupefacientes…..siempre con el fondo del interés económico, financiero, gerencial, ha de recordarse el incendio del puerto de Copenhague – 1808 – hundiendo a casi cien – 100 – buques mercantes, pacificos, de países que no estaban en guerra con Inglaterra, solo porque eran competidores en los mercados, el hundimiento de la flota francesa durante la 2ª.Guerra Mundial, el incendio del Congreso de los ESTADOS UNIDOS – 1812 – DURANTE LA SEGUNDA GUERRA POR LA INDEPENDENCIA de la naciente federación, el ataque en banda con otras potencias incendiando los puertos de la CHINA para conseguir mediante los tratados de Nanking el dominio del trafico de estupefacientes por lo que se trata del primer Estado responsable de la infame practica……asi como en masacres y mutilaciones a población civil de lo que menudean hitos que nos resultan familiares porque ocurrieron en ocasión de las invasiones inglesas al Rio de la Plata llegando los desmanes al puerto de Maldonado y también, el caso de las tejedoaras de la India…….mas reciente y gravosa, la muestra de crueldad instalada fría e impunemente del contradictor, la Sra. Tatcher, dolosa y pérfida, decretando el hundimiento del crucero General Belgrano fuera de la zona de exclusión, con el deliberado propósito de abortar al proceso de paz que estaba gestionando el presidente Belaunde Terry.

 

Noviembre de 2016

Dr. Camilo Hugo Rodriguez Berrutti

Montañeses número 1823 6º “D”

CP C1428AQA – Ciudad Autónoma de Buenos Aires –

República Argentina

Teléfono: (0054) 011-4782-7492

Correo electrónico: camilorodber@hotmail.com; info@rodriguezberrutti.com.ar

Sitio Web: www.rodriguezberrutti.com.ar